/

 

 



INFORMACIÓN DE INTERÉS PARA LA MUJER EMBARAZADA 


La consulta prenatal tiene por finalidad cuidar del estado de salud de la madre y el de su hijo.  Es conveniente que en cuanto sospeche que está embarazada acuda a la consulta de su médico.

La primera visita debería hacerse en cuanto la mujer sepa o sospeche que está embarazada. Eso permite un diagnóstico temprano de las condiciones en que se está desarrollando el embarazo, si existen amenazas de pérdida embrionaria y permite además "datar" con exactitud el embarazo, ya que la referencia de la ultima regla no siempre es un indicador fiable de la edad del embarazo.

Más adelante debe asistir a las consultas programadas de forma periódica, aunque usted se encuentre bien.  De esta forma es posible conocer si su embarazo evoluciona con normalidad, valorar si pertenece a algún grupo de riesgo, programar los análisis y exploraciones, recibir a su debido tiempo las recomendaciones oportunas y, en algunos casos, informar sobre la posibilidad de realizar el diagnóstico prenatal de determinadas anomalías fetales.

En principio, una visita cada mes puede considerarse lo adecuado para vigilar bien un embarazo; al final pueden ser necesarias visitas mas frecuentes.

Hay dos épocas en que la ecografía puede ser fundamental para el diagnostico de anomalías fetales: las 12-13 semanas (al cumplir la 3ª falta) y las 18-20 semanas (al cumplir la 4ª falta).

 

 

Alimentación

 

Durante el embarazo la alimentación debe ser completa y variada para conservar su salud y la de su hijo.  A lo largo del embarazo su peso debe aumentar  entre 9 y 13 k. Es recomendable:

                     

 = Que los alimentos como la carne o el pescado sean cocinados a la plancha o hervidos,  sobre todo si existe un aumento de peso excesivo.

= Que aumente de forma moderada las frutas, verduras, pan (preferentemente integral), arroz, pasta, legumbres y pescado azul.

= Que tome entre medio y un litro de leche al día, o su equivalente en yogurt o queso    fresco.

= Que reduzca los alimentos con excesiva cantidad de grasa de origen animal, como tocino, mantequilla,  embutido...

= Que reduzca los alimentos con mucho azúcar, como pasteles, dulces, especialmente   la bollería industrial, caramelos, chocolate, etc.

 

 

 Alcohol, tabaco y drogas

 

Durante el embarazo debe evitar las bebidas alcohólicas y el consumo de otras drogas por ser perjudiciales para usted y especialmente para su hijo.  Igualmente resulta nocivo para el feto el consumo de tabaco, por lo cual deber  Vd. dejar de fumar. Si no consigue dejar de fumar, al menos fume lo menos posible, procurando no pasar de 6-7 cigarrillos por día.

 

 

Medicamentos y radiaciones

 

Como norma general se debe de evitar tomar cualquier tipo de medicamentos durante el embarazo, a menos que hayan sido aconsejados por su médico.  La exposición a radiaciones (rayos X) puede ser peligrosa para su hijo, por lo que solamente deberán realizarse las radiografías estrictamente necesarias y/o autorizadas por su especialista.

 

Higiene, vestido y calzado

 

Durante el embarazo es aconsejable que cumpla las siguientes recomendaciones:

 

--Cuide su higiene personal.  Es recomendable la ducha diaria ya que durante la gestación aumenta la  sudoración y el flujo vaginal.

--Extreme la limpieza de la boca. Es aconsejable que se limpie los dientes después de cada comida. La visita al dentista es conveniente ya que el embarazo supone una situación de riesgo para su dentadura.

--Utilice vestidos cómodos y holgados. El zapato debe ser confortable, evitando el tacón alto así  como el excesivamente plano.

--La faja puede ayudar a sujetar la matriz, impidiendo así molestias abdominales. Por ello es aconsejable que la use, sobre todo si tiene excesivas molestias en la parte baja de su abdomen.

--Las medias, calcetines y ligas que produzcan compresión local de la pierna pueden   favorecer el desarrollo de varices, por lo que no son aconsejables.

 

  

Trabajo

 

Durante el embarazo puede desarrollar su trabajo habitual, siempre que no cause una fatiga física o psíquica excesiva, hasta el octavo mes de gestación; a partir de este momento debe reducir la actividad física, siendo recomendable el descanso laboral en las ultimas semanas de la gestación.  No es aconsejable que en su trabajo maneje productos tóxicos o esté expuesta a radiaciones. Las fotocopiadoras o los ordenadores no emiten radiaciones peligrosas.

 

 

 Deportes

                                                    

Durante el embarazo la mujer sana tiene una tolerancia menor al esfuerzo físico.  Es conveniente realizar un ejercicio físico moderado, aconsejándose los paseos, la natación y los ejercicios aprendidos en los cursos de educación maternal.  No se recomienda la práctica de deportes violentos, de competición o que produzcan fatiga.

 

 

Viajes

 

 

Los viajes en general no están contraindicados.  No es aconsejable realizar viajes a lugares con escasos servicios sanitarios.  Hacia el final de la gestación se deben evitar viajes largos.  No están contraindicados los viajes en avión.

 

 

 Relaciones sexuales

 

 

Si su embarazo cursa con normalidad no es necesario modificar o interrumpir sus hábitos sexuales, siempre y cuando no resulten molestos para usted.  Cuando el vientre comienza a crecer, el coito en la postura clásica puede resultarle incómodo; si es así puede adoptar posiciones que le sean más cómodas.  Debe de evitar las relaciones sexuales cuando existe hemorragia o pérdida de sangre por los genitales, amenaza de parto prematuro o rotura de la bolsa de las aguas. También es conveniente evitarlas en las dos últimas semanas de embarazo.


Cambios esperados en su organismo

 

Aunque el embarazo es una etapa normal de su vida, usted puede apreciar diversos cambios:

 

* Puede sentirse más sensible y emotiva, y en ocasiones cansada y fatigada. 


* Observará mayor pigmentación de la piel y, a veces, la aparición de estrías. 


* Las mamas aumentan de tamaño, el pezón es más sensible y puede aparecer leche

  antes de terminar el embarazo. No es aconsejable la manipulación del pezón.

 

* Las náuseas y vómitos, sobre todo por las mañanas, son frecuentes durante los tres

  primeros  meses del  embarazo así como meses del embarazo así como el ardor de 

  estómago al final de la gestación. Consulte a su médico en todos los casos.

 

* El estreñimiento y las hemorroides son frecuentes. Procure tomar una dieta rica en

   fibra, zumos y líquidos. No tome laxantes sin consultar a su médico.

 

* Las varices son frecuentes sobre todo al final de la gestación. Evite las ropas

  ajustadas.  No permanezca parada de pie durante periodos prolongados.  Descanse

  con las piernas elevadas.

 

* Es aconsejable utilizar medias elásticas hasta la cintura. La hinchazón de pies y

   tobillos a lo largo del día, que cede por la noche, no es un signo preocupante.

 

* Los dolores de espalda aparecen principalmente al final del embarazo, cuando la

  mujer gestante adopta una postura distinta a la habitual, Procure escoger respaldos

  rectos, evitar cargas pesadas y utilizar un colchón duro para su descanso.

 

* Durante el embarazo aumenta la necesidad y frecuencia de orinar, obligándola a

  levantarse incluso por la noche.

 

 

Prevención de enfermedades infecciosas transmisibles al feto.

 

Existen algunas infecciones que cuando afectan a la madre durante el embarazo pueden ser peligrosas para el feto.  Es recomendable que evite todos los mecanismos posibles de contagio:

 

= Tendrá  precauciones en el contacto con gatos: Use guantes y lávese las manos cuidadosamente tras la manipulación de las heces de estos animales domésticos.

 = No comerá la carne ni los huevos crudos o poco cocinados, ni los embutidos frescos. 

 = En cambio, sí puede comer jamón y embutidos curados. Está demostrado estos alimentos no transmiten la toxoplasmosis.

 =Deberá lavarse las manos después de tocar la carne cruda en la cocina y evitará ingerir verduras y frutas mal lavadas.

= Deberá evitar el contacto con enfermos infecciosos de cualquier tipo, y no exponerse a riesgo de contagio de una enfermedad de transmisión sexual, aconsejándose en estos casos la utilización de preservativo. 

 

 

Cursos de educación maternal

 

Es una actividad que se propone para que la pareja pueda vivir activamente y colaborar en el embarazo y parto de su hijo.  Con la información dada en los cursos se intenta disminuir el miedo al parto, explicar el desarrollo del embarazo, el parto y los métodos de vigilancia y la atención al recién nacido.  Por otra parte, se enseña de forma práctica a relajarse, y a realizar la respiración adecuada en cada momento del parto para ayudar a la evolución del mismo y disminuir el dolor. Póngase en contacto con su Centro de Salud o Ambulatorio para realizarlo.


Cuando debe acudir a la consulta

 

Además de las consultas periódicas recomendadas debe poner en conocimiento de su médico cualquier anomalía, especialmente:

- Vómitos intensos y persistentes,

- Diarrea.

- Dolor al orinar.

- Dolor de cabeza no habitual.

  - Hinchazón en zonas distintas a los pies y tobillos por la tarde, o en estos lugares si  no  desaparecen con el reposo nocturno.

 

Cuando debe acudir a la clínica o al hospital

 

Deberá acudir inmediatamente a su médico, (a la clínica o al hospital) si observa:

 

= Hemorragia por los genitales.

= Pérdida de líquido por los genitales.

= Dolor abdominal intenso o contracciones uterinas dolorosas.

= Fiebre elevada.

 = Dolor de cabeza muy intenso.

 

Cuando debe sospechar que comienza el parto

 

Deberá acudir a la Clínica o al Hospital, por posible inicio del parto si presenta:

--Contracciones  uterinas  rítmicas,   progresivamente   más  intensas  y  con   frecuencia de al menos 2 contracciones en 10 minutos, durante 30 minutos.

--Pérdida de liquido por vagina ( rotura de la bolsa? ) .

--Pérdida hemorrágica por vagina, en cantidad igual o mayor que una regla.

 

Analgesia epidural

 

La analgesia epidural es, en general, un buen método para la eliminación del dolor en la segunda parte del parto; sus riesgos son bajos comparados con su utilidad.

 

Lactancia materna

 

Desde este momento usted debe saber que la lactancia materna se considera la mejor y más segura alimentación para su hijo.

Debe iniciarse cuanto antes después del parto, y durante la misma la mujer debe aumentar ligeramente la ingesta de líquidos y calorías, sobre todo a base de leche.  La mujer que lacta debe seguir absteniéndose de fumar y tomar alcohol y cualquier droga o medicamento que no haya sido indicado por su medico, ya que prácticamente todos pasan a la leche y pueden perjudicar a su hijo.  La lactancia materna no se puede considerar un método anticonceptivo.

 

 

Puerperio

 

Durante el puerperio (los primeros 40 días después del parto), se debe abstener de practicar el coito.  Cuidar  sus mamas lavando sus manos y los pezones antes y después de cada toma del niño.  Finalizado este período deberá ponerse en contacto con su médico o centro de salud con el fin de recibir la información adecuada sobre planificación familiar y hacer revisión postparto.